Edición VIII Enero-Abril 2018


Revisión Bibliográfica

Sangrado intestinal
Intestinal bleeding


Sangrado Intestinal


Dra. Deybrin Guerra
Médico general, EBAIS Galenos, Hospital Clínica Bíblica

Dr. Aldair Buckcanan
Médico interno, Escuela de Medicina, UCIMED

Guerra-R, Deybrin; Buckcanan-V, Aldair. Sangrado Intestinal. Crónicas Científicas. Vol. 8. No. 8. Pág. 6-13 ISSN: 2215-4264

Fecha de Recepción: 30 de octubre de 2017
Fecha de Aceptación: 27 de diciembre de 2017


Resumen

La hemorragia digestiva es una patología que se asocia a condiciones que amenazan la vida con severidad. Se define según su relación con el ligamento de Treitz en sangrado digestivo alto o bajo. Las causas más frecuentes de un sangrado digestivo alto son enfermedad ácido-péptica, Mallory – Weiss, gastritis por estrés, dielafoy y el variceal. El origen de un SDB es primordialmente debido a diverticulosis, enfermedad anorrectal, isquemia, enfermedad inflamatoria intestinal, entre otras entidades. La mortalidad de esta condición se debe a una causa de base así como comorbilidades del paciente. La estabilización inicial y la reanimación de los pacientes son imperativas para definir el abordaje posterior.


Palabras claves

Treitz, hematoquecia, melena, diverticulitis, úlcera gástrica, várices esofágicas, endoscopía, transfusión.

Abstract

The digestive hemorrhage is a pathology that is associated with conditions that threaten life with severity. It is defined according to its relation to the ligament of Treitz in high or low digestive bleeding. The most frequent causes of a high digestive bleeding are acid-peptic disease, Mallory-Weiss, stress gastritis, dielafoy, and variceal. The origin of an SDB is primarily due to diverticulosis, anorectal disease, ischemia, inflammatory bowel disease, among other entities. The mortality of this condition is due to a base cause as well as patient comorbidities. Initial stabilization and resuscitation of patients are imperative to define the posterior approach.


Keywords

Treitz, hematochezia, mane, diverticulosis, gastric ulcer, esophage varices, endoscopy, transfusion.


Fisiopatología

El sangrado gastrointestinal tiene una incidencia de 100 casos cada 100 000 personas cada año y es una causa común de hospitalización y consulta entre cirujanos. Es la causa más común de hospitalización debido a enfermedad gastrointestinal. Aproximadamente de 30 a 40% de todos los casos de sangrado gastrointestinal es de origen bajo y tiene una mortalidad de 10% a 20%. La fuente de un sangrado superior es definida si está proximal al ligamento de Treitz y se asocia a una mortalidad de un 6 a 10%, en cambio los sangrados digestivos bajos son los que tienen su origen distal al Treitz.

Investigaciones han demostrado que 80% de los pacientes que tienen una úlcera péptica que sangra, fallece de causas no relacionadas al sangrado. Esta patología es de suma importancia porque puede llegar a comprometer la vida de los pacientes, para definir su etiología es importante conocer la anatomía del sistema gastrointestinal para así definir la conducta terapéutica a seguir.

El sangrado gastrointestinal es una patología subdiagnosticada debido a que muchos pacientes no buscan atención médica. Pacientes con sangrado digestivo bajo severo se presentan hemodinámicamente inestables con frecuencias mayores de 100 y presión sistólica menor de 90%, asocian disminución del gasto urinario con hemoglobina baja


Sangrado digestivo bajo (SDB)

Se define como cualquier sangrado distal al Treitz, sin embargo, el colon por lo general es la fuente del sangrado, también podría ser patología del intestino delgado. Siempre se debe descartar la posibilidad de que este sea de origen superior. Es importante definir que la cantidad mínima de sangre que se necesita para que el paciente tenga melena son 50 mL. Además, 1L de sangre en el estómago en 4 horas se manifiesta como sangre roja por el recto.

Tabla 1

Patología Prevalencia
Diverticulosis 30%
Enfermedad anorrectal 14% - 20%
Isquemia 12%
Enfermedad inflamatoria intestinal
9%
Neoplasia 6%
Malformaciones AV
3%

En la tabla 1 se observa las principales etiologías del SDB y su porcentaje de prevalencia.

Diverticulosis

Con la edad la pared colónica se debilita y se desarrollan divertículos, estos son protrusiones en forma de saco por lo general en la zona donde los vasos sanguíneos penetran la capa muscular circular. Esto deja como resultado que la mucosa sea lo único que separa el vaso sanguíneo del lumen. Se estima que 50% de los adultos mayores de 60 años van a tener evidencia radiológica de divertículos en especial en colon descendente. De 50% a 90% van a ser de colon ascendente.

Enfermedad anorrectal

Las hemorroides pueden ser la causa del sangrado, las internas son las que se encuentran por encima de la línea dentada y son la causa mayor de sangrado, cuando se inflaman son susceptivas a trauma que es por lo general lo que causa el sangrado. Las fisuras anales son disrupción de la mucosa anal, con el pasar de las heces se inflama y causa sangrado, por lo general son en la línea media, si no está ahí se deberán descartar otras etiologías.

Isqueme mesentérica

Es causado por un desequilibrio en la demanda y suministro de oxígeno. Puede ser de origen embólico, trombótico, o no oclusivo. Para que suceda deben estar dañadas dos ya sea el Tronco celiaco, la mesentérica superior o inferior. La enfermedad cardiaca es un factor de riesgo.

Enfermedad inflamatoria intestinal

En la enfermedad de Crohn ocurre una inflamación mediada por células T asociada a secreción de IL-12 y TNF-a, los cuales causan inflamación crónica en las criptas seguido por ulceración en la mucosa, hay formación de granulomas, afecta completamente la pared, tiende a fistulizar y se da en múltiples zonas del tracto gastrointestinal.

En la colitis ulcerativa crónica hay efecto mediado por células T citotóxicas al epitelio acumulado en la lamina propia acompañado por células B que secretan IgG e IgE. Esto resulta en inflamación de las criptas de Lieberkuhn con abscesos y pseudopólipos, tiende a limitarse al colon e inicia de distal a proximal.

Neoplasia

Son más comunes las neoplasias de colon que las de intestino, siendo el más común el adenocarcinoma, este asocia mutaciones en el APC, Kras, DCC, el P53 y diversas mutaciones que afectan la reparación del DNA e inestabilidad microsatélite.

Malformaciones AV

Son conexiones directas entre arterias y venas que ocurren en la submucosa colónica. Las angiodisplasias son importante causa de sangrado oculto en adulto mayor, proviene en un 75% del colon derecho.


Manejo

Indicaciones de manejo quirúrgico de un SDB: Inestabilidad hemodinámica con sangrado activo, sangrado persistente recurrente o que haya tenido más de 6 unidades de GRE en 24 de sangrado activo.

Sangrado digestivo alto (SDA)

Se define como cualquier sangrado del TGI proximal al ligamento de Treitz. Asocia una mortalidad de 6 a 10% y se basa en las comorbilidades del paciente.

Enfermedad ácido péptica

Las úlceras gástricas y duodenales son la causa más común de este tipo de sangrado. El 90% de las úlceras duodenales y 70% de las gástricas son debido a Helicobacter pylori. Esta bacteria gram negativa daña la mucosa, causando inflamación. Otra causa común de SDA es por el uso de AINES, los cuales inhiben la ciclooxigenasa, lo cual deja sin protección la mucosa gástrica. Aproximadamente un 20% de los pacientes que usan crónicamente AINES van a tener úlceras. Sin importar la etiología, después del daño a la mucosa, este va a progresar hasta la submucosa y la inflamación va a llevar a un debilitamiento y necrosis de la pared y arterias con formación de pseudoaneurismas seguidos por ruptura y hemorragia.

Mallory- Weiss

Es responsable de hasta 15% de los SDA. Consiste en una laceración longitudinal del cardias gástrico o de la unión gastroesofágica. Fue descrita en 1929 en pacientes alcohólicos con vómitos.

Gastritis por estrés

Ha sido descrita principalmente en dos tipos de pacientes, los que tienen presión intracraneal elevada y los que padecen de grandes quemaduras. Se les conoce como Cushing y Curling respectivamente. No se ha logrado demostrar que sea por una sobresecreción de ácido.

Várices gastroesofágicas

Es un resultado de hipertensión portal; se forman de manera secundaria a la descompresión del sistema venoso portal hacia la circulación sistémica. Las várices inician su formación cuando la presión es de 8 – 10 mmHg, y hay riesgo de sangrado cuando está por arriba de 12 mmHg. Su localización más frecuente es en la unión GE, ahí es donde son más superficiales y tienen la pared más delgada. El sangrado variceal agudo ocurre en el 25 a 40% de pacientes cirróticos y tiene una mortalidad que varía de un 25 a 30%.

Otros

Hay causas menos frecuentes de SDA, como cáncer, hemobilia y fístulas aortoduodenales. Es un síntoma tardío de una neoplasia; por lo general cursan con un cuadro insidioso de saciedad, indigestión, melena o hematemesis, y son de mal pronóstico. La hemobilia se debe a una fístula entre la circulación esplácnica y el sistema biliar; por lo general es secundaria a trauma, pero puede ser debido a biopsia hepática o instrumentación del árbol biliar. Las fístulas aortoentéricas son secundarias aneurismas de aorta abdominal o posterior a la reparación de estas.


Manejo General

Es importante aclarar que el manejo de SDA y SDB debe ser circunscrito a las normas internacionales de reanimación y manejo de shock. En caso del SDA se puede utilizar una sonda de Sengstaken-Blakemore en sangrados amenazantes para la vida. En cuanto al manejo médico, se deben utilizar inhibidores de bomba de protones intravenosos en los sangrados agudos y orales de manera crónica.

El octeótrido es un análogo de somatostatina y reduce el flujo sanguíneo esplácnico, hepático y ázigos de manera indirecta, inhibiendo los efectos vasodilatadores del glucagón. Anteriormente se utilizaba con mayor frecuencia la vasopresina; sin embargo, se ha demostrado que el octeótrido tiene menos efectos adversos, además de que se ha utilizado de manera exitosa en sangrados no variceales.

En cuanto al propanolol, se ha encontrado que reduce la mortalidad hasta un 20%. Es un betabloqueador no selectivo, se usa como profilaxis de sangrado. La adición de un nitrato al propanolol aumenta la posibilidad de éxito en el manejo médico de un sangrado variceal y tiene mejores resultados que una solución endoscópica.

Hay nuevas terapias como el uso de ácido tranexámico, que es un antifibrinolítico que reduce la degradación de fibrina, disminuyendo la conversión de plasminógeno a plasmina y favoreciendo así la formación de un coágulo, pero se encuentra en periodo de investigación.

Para el manejo definitivo de estas patologías, es importante en algún punto recurrir a una endoscopía en las primeras 24 horas, ya que esto reduce el riesgo de una transfusión sanguínea. En la enfermedad ulcerosa, si se visualiza un vaso sangrando, probablemente el paciente requiera un manejo quirúrgico; se presenta una mortalidad de un 11%. Hay diferentes terapias para las varices esofágicas como: clips, esclerosantes, epinefrina e inyección de trombina. Es importante además porque permite observar lesiones sospechosas de cáncer o Helicobacter.

La segunda línea de tratamiento es recurrir a la angioembolización; es el paso antes de recurrir a la cirugía, en el cual se localiza el vaso sangrante de manera endovascular y se trombosa de manera terapéutica.


Discusión y comentario

Es importante conocer este tipo de patologías debido a su alta frecuencia en la práctica clínica, y las posibles etiologías para así definir el manejo.

En el caso de los sangrados digestivos, es importante reconocer los signos clínicos como melena, hematoquecia, hematemesis, para definir según el Treitz su origen ya que el tracto gastrointestinal es muy extenso y son múltiples los sistemas que se relacionan con él.

Es imperativo reconocer el estado hemodinámico de un paciente con un sangrado intestinal y no dejar de lado el manejo sistematizado en sala de shock para abordar el paciente de manera global y asegurar un mejor pronóstico para él.


Bibliografía

Douglas, F.; Gerardo, C.; Tran, T.; Fisher, D. (2012, 14 de marzo). Does this patient have a severe upper gastrointestinal bleed? Journal of American Medical Association. 307(10), 1072-79.

Feinman M, Haut E. (2014). Lower gastrointestinal bleeding. Surgery Clinics of North America. 94, 55-63.

Feinman M, Haut E. (2014). Upper gastrointestinal bleeding. Surgery Clinics of North America. 94, 45-53.

Gralnek, I.; Barkun, A.; Bardou, M. (2008, 28 de agosto). Management of acute bleeding from peptic ulcer. New England Journal of Medicine. 359, 928-37.

Gralnek, I.; Neeman, Z.; Strate, L. (2017, 16 de marzo). Acute lower gastrointestinal bleeding. New England Journal of Medicine. 376, 1054-63.Pilotto, A.; Maggi, S.; Noale, M. et al. (2010). Development and validation of a new questionnaire for the evaluation of upper gastrointestinal symptoms in the elderly population: a multicenter study. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 65(2), 174–8.

Prieto, B. ;Fernández, A.; Acosta, R. (2012). Protocolo diagnóstico de la hemorragia digestiva de origen oscuro. Protocolos de práctica asistencial. Medicine. 11(6), 394-7.

Sugawa, C.; Benishek, D.; Walt, A.J. (1983). Mallory-Weiss syndrome. A study of 224 patients. Am J Surg. 145(1), 30–3.

Sung, J.J.; Tsoi, K.K.; Ma, T.K. et al. (2010). Causes of mortality in patients with peptic ulcerbleeding: a prospective cohort study of 10 428 cases. Am J Gastroenterol. 105(1), 84–9.

Udel, J. et al. (2012, 22-29 de febrero). Does this patient with liver disease have cirrhosis? Journal of American Medical Association. 307(8), 832-842.


Versión Impresa

Descargar PDF



Se prohibe la reproducción total o parcial sin la autorización expresa de sus directores.

La revista es una publicación cuatrimestral que circula en el primer mes de edición, que enlaza a todos los profesionales en ciencias de la salud del país y la región centroamericana, divulgando el quehacer científico e impulsando el conocimiento humano.

 

Contacto Crónicas Científicas

Creemos en la innovación que transforma las ideas en VIDA. Por ello ponemos a su servicio nuestros contactos para que podamos construir canales para comunicarnos en forma directa.

Escríbanos

Somos gente dedicada a la vida, nos esforzamos todos los días por cumplir con estándares nacionales e internacionales para garantizar los servicios médicos de calidad y nuestro compromiso con el ambiente.

Visite nuestro sitio web

 

Academia Strachan

La Academia Strachan es parte de la visión del Hospital Clínica Bíblica donde se destacan la enseñanza y la investigación médica, como elementos fundamentales para el bienestar social. Conozca la oferta académica.

Visite nuestro sitio web